¿Calla y calcula?

La situación actual del modelo estándar de partículas y de la teoría de la relatividad es muy parecida a la situación del modelo celeste a...

¿El multiverso puede evitar la creación del universo?

La matemática describe objetos con sus propiedades, que son lo que son, independientemente de todo lo demás. Son objetos que se desarrollan desde su consistencia interna.


Por ejemplo el álgebra de Boole, la teoría de conjuntos, las propiedades de los números (naturales, enteros, racionales, reales, imaginarios, complejos), las geometrías, la topología, el número pi, el número e, la proporción aurea, los números primos, etc.

Entonces podemos pensar que, por ejemplo, existe un objeto que es Linealandia,  que es único porque cualquier Linealandia es esta Linealandia…o lo mismo para Planilandia, y para todos los espacios y estructuras matemáticas posibles.

Cada una de estas estructuras define un universo que es internamente consistente, y por consiguiente no requiere ser creado sino que existe por sí mismo.


De todos estos universos nos interesan sólo aquellos que son consistentes (sin contradicción, porque si tienen contradicciones en ellos vale todo), suficientemente simples (con un mínimo de reglas emergentes), exactamente ajustados (mediante unos pocos parámetros razonablemente justificados) y suficientemente complejos como para  crear un desarrollo temporal sometido a la estadística (más matemática, de nuevo) o su expresión macroscópica (la termodinámica).

La cuestión entonces, es que el modelo matemático en el que probablemente estamos, para no existir, debería haber un ser que expresamente lo impidiera, lo que carece de sentido.

En fin, esta es una idea para meditar en la frontera de la ciencia, la filosofía y la religión, junto con el principio antrópico que sugiere que este universo tiene exactamente las propiedades necesarias y suficientes para que exista un ser capaz de comprenderlo.

Para conocer un poco más sobre la arquitectura última de nuestro universo, mucho más fácil, el libro


No hay comentarios:

Publicar un comentario